--------------------------------------------------------------------------------

BUSQUEDA A TRAVÉS DE GOOGLE

viernes, 6 de abril de 2012

Créditos adicionales poco transparentes y sin planificación

En Venezuela se aprueban créditos adicionales desde el primer día del año, lo que evidencia la falta de planificación del presupuesto de la nación. Pero a esto se le añade un elemento nuevo, la Asamblea Nacional está autorizando recursos extras sin mostrar de manera clara el origen de las fuentes de financiamiento. Las solicitudes de fondos extraordinarios que realizan las distintas instituciones públicas suelen indicar de dónde saldrá el dinero para financiar los programas. El Ministerio de Planificación y Finanzas ha informado que 14 vías alimentan los créditos adicionales, entre ellas, el Fondo Miranda, el Fondo Simón Bolívar, el Fondo Renot, los dividendos de Bolipuertos, del Banco de Venezuela, de Cantv y utilidades cambiarias, entre otras. Sin embargo, desde el mes de enero de este año, el documento que acompaña las solicitudes de créditos adicionales solo denominan como "ingresos extraordinarios" y sin mayores detalles las fuentes de financiamiento.
 
Mercedes De Freitas, directora de Transparencia Venezuela, sostiene que cada crédito adicional debe mostrar claramente el origen de los fondos, su comprobación y posterior auditoría. Acciones que se incumplen actualmente en el Parlamento. "Ya desde el pasado año se aprobaron solicitudes con fuentes de financiamiento poco claras. Esto es una señal de que el dinero público se está manejando de manera oscura y opaca y no se utiliza con criterios de transparencia y eficiencia como lo ordena la Constitución", dijo. Diputados como Vestalia Sampedro, Alfonso Marquina y José Manuel González han exigido en la Comisión de Finanzas de la AN que se informe detalladamente del origen de los fondos, pero en algunas ocasiones no han obtenido repuestas, por lo que han salvado su voto en la aprobación de varios créditos adicionales. "Lo legal es que en la Gaceta Oficial se coloquen de manera correcta las fuentes de financiamiento y cómo fue aprobada esa solicitud. Si hubo votos salvados o negados, se debe dejar constancia. Porque esta es la manera de hacer posteriormente una contraloría y fiscalización de los desembolsos. Pero al no quedar un registro no hay manera de hacerle seguimiento al dinero público", explicó De Freitas. Destaca que el manejo "oscuro" de una gran cantidad de fondos extraordinarios, que deberían estar dentro del presupuesto ordinario, genera una gran "opacidad y discrecionalidad" de los recursos públicos.
 
La Comisión de Finanzas ha autorizado créditos adicionales por Bs. 10.580 millones en lo que va del primer trimestre, con lo cual el presupuesto de 2012 llega a Bs. 308.380 millones. El gasto de este año se estableció inicialmente en Bs. 297.800 millones y ya, en tres meses, aumentó 3,5%. Una mayor aprobación de los recursos extraordinarios se observó en el mes de marzo cuando se realizaron 23 solicitudes por un monto de Bs. 8.213 millones. En comparación con 2011 se observa un alza de 70,6% cuando los créditos adicionales sumaron Bs. 6.200 millones entre enero y marzo. El Gobierno comenzó 2012 muy activo desde enero, mes que ha sido considerado de bajo movimiento financiero. Durante ese período se autorizaron recursos extras por Bs. 199 millones, mientras que en febrero la AN aprobó seis solicitudes por Bs. 2.167 millones. Analistas prevén que por ser 2012 un año electoral se espera un aumento significativo en la erogación de fondos públicos. Fuente: EMEN.

Noticias de interés