--------------------------------------------------------------------------------

BUSQUEDA A TRAVÉS DE GOOGLE

domingo, 19 de octubre de 2014

Gobierno venezolano debe apretarse el cinturón

Siguen pasando las semanas y la tendencia hacia la baja de los precios del petróleo continua de manera sostenida y fuerte, según analistas la causa es la sobreoferta de unos dos millones de barriles de crudo, especialmente producidos en Arabia Saudita y USA (shale oil). Esto ha ocasionado que los ingresos de divisas a Venezuela sigan mermando justamente en un momento donde el país requiere mayores ingresos ante la crisis que actualmente se vive.

Si con los ingresos que se han venido manejando, el BVC financia a PDVSA, inyectando dinero inorgánico (debido a que no tiene una contraprestación en oro y/o divisas) con efectos devastadores en la inflación venezolana que es la más alta del mundo por varios años continuos; ante el nuevo panorama los economistas esperan que las autoridades económicas tomen decisiones pragmáticas en beneficio del país y de una buena vez detengan el desangre y el desorden que ha impulsado la mayor corrupción observada en la historia del país. Esto a pesar que en el presupuesto nacional, se estableció un precio de petróleo de 60 US$/barril para proteger a la nación de la volatilidad del mismo, por lo que algo no anda bien, o el gobierno miente con la cantidad de barriles producidos en el país? o el despilfarro interno y externo es mayor de lo que se piensa?.

 Ante el actual escenario, creo que el gobierno debe cortar de lleno los gastos improductivos y subsidios en Venezuela que no han frenado la catástrofe económica, y  a su vez, quitar los privilegios externos de pago de crudo y los continuos regalos que se hacen a naciones cuando en el país se vive una crisis de grandes proporciones desde hace varios años. Cuba también exporta crudo venezolano, es decir, ellos son parte del problema por culpa del gobierno venezolano.

lunes, 1 de septiembre de 2014

Problemas no se resuelven con captahuellas

El gobierno nacional defiende y justifica el uso de captahuellas en los supermercados en un intento de frenar los altos niveles de escasez y la poca producción de bienes. Lo cierto es que nuevamente se plantea una acción que no ataca el problema de raíz sino que penaliza a todos los ciudadanos del país por las irregularidades de algunos pocos que sí se han dedicado a revender las mercancías escasas y que cada vez son más.

La producción y los precios son los elementos clave para resolver este problema, porque la verdad es que el consumo no es elevado para la cantidad de población que tiene Venezuela. Vemos como la iniciativa privada a través de Empresas Polar si apuesta en Venezuela de verdad e invierte en la expansión de su capacidad productiva, sin embargo, no vemos el mismo comportamiento de parte del sector público desafortunadamente.

Es de esperar que las colas para comprar se harán más largas. No se entiende que el sistema no inhabilitará la compra de productos sino que el gobierno hará un control posterior, de ser así ¿cómo controlar las justificaciones que den los usuarios para demostrar el uso de las compras hechas? Por ejemplo, si las familias compran cantidades mayores por planificación familiar, o porque surten a otros familiares y amigos. La verdad la idea es descabellada por donde se mire y no resuelve el problema. Incentivos a la producción y eliminación del control de precios si van en consonancia con la solución.

sábado, 30 de agosto de 2014

Cifras ocultas del Banco Central de Venezuela

Falta de transparencia y credibilidad es lo menos que puede decirse de la actuación del Banco Central de Venezuela (BCV) al no publicar las cifras y datos estadísticos de índices como el de la inflación y escasez de Junio y Julio del presente año a pesar de encontrarnos ya finalizando el mes de Agosto. Eso a pesar de que existen estamentos legales propios y externos que indican que es una función propia del organismo publicarlas los primeros días del mes siguiente.

Obviamente el gobierno no quiere que las cifras salgan a la luz pública porque sería reafirmar su mala gestión económica y el engaño a la población por la ineptitud al afrontar los problemas y porque no han sido capaces de revertir la mala situación, de hecho, la han empeorado con tantos controles absurdos que en nada han beneficiado al país. Este comportamiento es repetitivo, por ejemplo, a finales del año pasado y ante la inminencia de elecciones, el BCV ocultó los datos por un buen tiempo para que su efecto negativo fuera menor en dicho proceso electoral.

Este comportamiento también contribuye a generar sosobra en los inversionistas ya que la percepción es de que Venezuela está realmente mal en materia económica. La población venezolana no se ve engañada ya que día a día ve el deterioro institucional y desmejoramiento de su calidad de vida, por lo que la estrategia estatal parece dirigida a jugar a la desinformación en el ámbito internacional y no afectar tanto su imagen externa.

Noticias de interés